Seguro desde ya hace tiempo has escuchado el término “Cookies” o te has topado con este tipo de banners al entrar a un sitio web:

Y podemos apostar a que también has dado “Aceptar Cookies” sin saber que es lo que estabas aceptando, ¿cierto? La buena noticia es que al hacer esto no estás autorizando a que alguien entre a tu mente a leer tus pensamientos más profundos, ¡pero sí a analizar tu comportamiento web!

Pero antes de que entres en pánico, queremos hablarte de lo que realmente son las cookies y por qué son tan importantes en el marketing programático.

¿Qué son las cookies?

Wikipedia define a las cookies como una porción de datos que un navegador web almacena en la computadora de un usuario mientras navega por un sitio. Al enviar la solicitud, el navegador comprueba si las cualidades como propiedades, dominio, ruta y seguridad coinciden con los datos del sitio web inicial. Si esta se alinea, el navegador envía las cookies relevante junto con la solcitud.

¿Para qué sirven las cookies en el marketing programático?

Si bien su definición puede ser un tanto compleja, su funcionamiento es muy importante para el marketing programático en una estrategia digital. Su tecnología se utiliza para facilitar diferentes funciones como las siguientes:

  • Activación de anuncios de retargeting.
  • Almacenamiento de datos de usuario.
  • Retención de datos ingresados a formularios (como las funciones de autocompletar).
  • Guardar preferencias de usuario.
  • Registro de actividad del usuario.

Esto es una gran ventaja pues gracias a estos datos los anuncios se deciden mediante la base de comportamientos y patrones que la programática ayuda a estudiar y analizar, por ejemplo: tipos de transacciones, lecturas de artículos y búsquedas específicas.

¿Le conviene a mis campañas de publicidad usar cookies?

Si lo que deseas es lograr que tus anuncios lleguen a la persona indicada, en el momento justo, a través del canal adecuado entonces las cookies son justo lo que necesitas. Gracias a ellas podrás conseguir datos de tus usuarios desde la búsqueda hasta el canal y la tecnología que utiliza. Esta información se reúne, engloba y analiza para cumplir con las necesidades de los consumidores.

Estas cookies se consiguen a través de algo llamado en programmatic como la third party data y es de gran valor para los clientes, pues sale de sus propias campañas, experiencias y fuentes. ¿Qué se consigue con esto? Saber cuál es tu audiencia, qué le gusta, qué no le gusta y dónde la puedes encontrar.

Cuando como empresa empiezas a utilizar cookies para tu marketing programático empiezas a analizar e interpretar estos datos para mejorar tus procesos y tomar decisines estratégicas mucho más acertadas. Te ayudan a llegar al cliente ideal y dejas de lanzar anuncios por doquier para mejor responder a las necesidades de tus consumidores con contenido que ellos sí quieren ver.

 Cookies = ¿espionaje de usuarios?  

¡En lo absoluto! Actualmente, existe una mala reputación por parte de los usuarios con respecto al uso de datos de terceros. Y es que escándalos como el de Cambridge Analytica no deja en muy buen lugar al third party data. Por ello, es indispensable dejar en claro dos puntos:

1. La compra de datos no significa que se está adquiriendo información personal o privada de los usuarios. Esta se concentran más en la información que permite conocer comportamientos específicos de los consumidores y así, tener la oportunidad de encontrar clientes potenciales y prospectar clientes futuros.

2. La compra de datos de usuarios es un ganar – ganar para las empresas y consumidores siempre y cuando su uso sea ético y responsable. ¿De qué forma? Por ejemplo, comprar cookies que logren que a un usuario le dejen de salir anuncios de croquetas de gato cuando ni siquiera puede tener uno porque es alérgico.

En conclusión: la tecnología no se está ocupando para espiar a la gente, sino para mejorar sus experiencias con la publicidad.

Si quieres más información acerca de cómo mejorar tu experiencia con el marketing programático o comenzar con esta experiencia, ponte en contacto con alguno de nuestros expertos en 9dB.

Quiero una consulta con un especialista